Minado de Ether: ¿Qué es? ¿Cómo se hace? ¿Es rentable?

Estamos viviendo un boom (o burbuja) de las cryptomonedas comparable a la de la fiebre del oro. Tiene algunas similitudes, ya que cualquiera se puede poner a minar y conseguir cryptomonedas “gratis”. Veremos todos los detalles de esta práctica centrándonos en conseguir Ether, la cryptomoneda de Ethereum.

Ethereum es una plataforma que utiliza una arquitectura blockchain. En estas, como ya explicamos cuando hablamos de cryptojacking y de las diferencias entre Prueba de trabajo y Prueba de confianza (o interés), cada bloque guarda el hash del anterior como identificador único, y que al estar encadenados todos los bloques sea, en la práctica, imposible alterar los datos pasados. Para obtener ese hash hay que realizar muchos cálculos, por eso al propietario de la máquina que consigue obtenerlo en primer lugar, la plataforma le da una recompensa (actualmente 5 ETH).

Por tanto, es fácil, si tu quieres obtener Ether sin aflojar la cartera, tan sólo tienes que convertirte en minero poniendo tu ordenador a trabajar por ti. ¡Fa-ci-lí-si-mo!

Veamos, ¿cómo podemos poner a nuestro equipo a trabajar en ello?

Lo primero es obtener geth (Go Ethereum). Es la consola/aplicación de consola oficial. Si tienes instalado el Wallet de Ethereum o Mist, ya la tendrás instalada y configurada, ya que es por ejemplo la encargada de sincronizar tu sistema con toda la red de Ethereum para que tengas los mismos bloques que el resto.

Una vez montado sólo tienes que ejecutar el siguiente comando:


geth --etherbase '0xHashDeTuWallet' --mine

Ten en cuenta que si ya tenías geth configurado por tener el Wallet, te bastará solo con usar el argumento “–mine” porque ya tendrás establecido tu coinbase.

Otra opción que tienes es iniciarlo en modo consola y luego arrancar el miner:


geth console
...
>miner.start()

Yo prefiero esta modalidad ya que nos permite consultar nuestro hashrate y la dificultad de lo que ha costado conseguir el último bloque, con lo que podremos echar una estimación de cuanto tiempo tardaremos (estadísticamente) en conseguir cerrar uno de los bloques y llevarnos nosotros la recompensa:

Comprobación de tiempo para obtener un hash
Comprobación de tiempo para obtener un hash

Como se puede comprobar en la imagen, en mi máquina se tardarían más de 87.000 días en obtener un hash.

¿Está eso bien? ¿Qué ocurre aquí?

El comando geth no está preparado para usar GPUs, por lo que usa la CPU y por mucho que mi máquina sea un maquinón, mis 8 cores no están a la altura de ninguna GPU.

Para solucionarlo hay dos opciones sencillas: una es usar una implementación en C++ de la definición de Ethereum, la cual sí está preparada para usar GPUs pero que oficialmente no ha sido lanzada; la otra opción (y mi preferida por seguir usando el software verificado) es usar otra aplicación para las operaciones que se conecte a geth para que se encargue del resto.

Para esta última opción hay que poner a geth a escuchar:

geth --rpc --rpccorsdomain localhost

Y luego arrancar ethminer con la opción que queramos:

  • G usa las tarjetas que estén habilitadas para funcionar con OpenCL.

  • U usa las tarjetas que estén habilitadas para funcionar con CUDA.

  • X usa todas las tarjetas.

No vamos a entrar en grandes detalles, pero os contaré que en mi caso tengo dos tarjetas. La NVIDIA dedicada es CUDA y la Intel que usa memoria compartida es OpenCL. Podría parecer que lo mejor es usar la opción “-X” y poner todas a funcionar, pero es un error ya que los recursos del sistema son limitados y entonces se pelearán por ellos… este es un caso de en los que menos es más.

En mi equipo usando una tarjeta dedicada con 4GB se obtiene que estadísticamente tardaría aproximádamente 1500 días en obtener esos 5ETH. Seguro que algún ludópata ya está echando las cuentas, pero la verdad es que con el cambio de 626€ actual, esto supone que se estarían ganando unos 2€ al día. No está mal sin hacer nada ¿verdad? Pero hay que contar que el consumo eléctrico de la máquina (en mi caso) se duplica, que probablemente dentro de 1500 días no se pueda minar con la máquina que estés minando hoy, o que puede que 1ETH dentro de 4 años valga mucho más o mucho menos… Echad vuestras propias cuentas y decidid si vais a jugar o no, porque esto es una lotería y aunque puede que tengáis suerte, las probabilidades están en vuestra contra.

¿No hay ninguna opción de empezar a ganar dinero desde ya?

Sí, claro que la hay. Te puedes unir a un pool que en cierto modo te paga por cada hash prometedor que le mandas independientemente de que sea exitoso o no. Es como si repartiese las ganancias que se generan entre todos los que están trabajando con él.

Podéis estudiar que pool os da más. Yo usé ethermine.org y ponerlo en marcha es muy sencillo. Sólo tenéis que bajaros un programa, modificar el start.bat para establecer el servidor que os quede más cerca y vuestra cartera y echarlo a andar:

setx GPU_FORCE_64BIT_PTR 0
setx GPU_MAX_HEAP_SIZE 100
setx GPU_USE_SYNC_OBJECTS 1
setx GPU_MAX_ALLOC_PERCENT 100
setx GPU_SINGLE_ALLOC_PERCENT 100
EthDcrMiner64.exe -epool eu1.ethermine.org:4444 -ewal 0x4bf644b03a83a4e3f5534f81a3dd1e8b28b32076.Rig001 -epsw x

Mi primera experiencia con esto fue que tras tres horas había conseguido ganar 0.00026ETH que al cambio del momento eran unos 0.10€. Habrá quien diga que el valor en euros no vale, ya que mientras escribo estas líneas esa misma cantidad de Ether vale aproximadamente 0.16€, pero podemos verlo de otro modo: cuando pasé Ether que había comprado en Coinbase a mi cartera, el fee de la transacción fue de casi el doble de lo que saqué minando durante 3 horas.

Esto es lo que pasa con el Ether, pero con Bitcoin y otras cryptomonedas populares pasa más de lo mismo. Cada uno puede sacar sus propias conclusiones y sus propias cuentas, pero creo que a día de hoy, por mucha burbuja que haya, no vale la pena ponerse a minar cryptomoneda, a no ser que salga una nueva y os aventuréis a ser uno de los primeros mineros igual que aquellos que corrían de un lado a otro de California buscando la próxima veta.

Utilidades para trabajar en remoto

Por estas fechas, algunas empresas que tradicionalmente son más reacias a permitir el trabajo en remoto, reducen la presión y son más laxas con sus trabajadores. Si es vuestro caso y queréis demostrar que se puede trabajar igual o mejor, aquí tenéis unas herramientas que os pueden facilitar la vida:

Tool photo

Conferencias

En las empresas grandes se suelen usar los míticos Skype y Webex, aunque personalmente creo que Hangouts funciona muy bien de un modo muy sencillo. Sin embargo, no siempre vamos a tratar con gente que sepamos lo que tiene instalado, ni siquiera desde qué dispositivo se conectará. Para estos casos, mi recomendación es Appear.in la cual es de una sencillez brutal.

Grabación de vídeo

A veces una demo vale más que mil palabras. Si quieres grabar tu pantalla mientras explicas algo y no quieres estar pegándote con softwares complicados, mi recomendación es que uses Loom.

Control de tiempos

Medir lo que se tarda en hacer las cosas es una de mis obsesiones, como pueden dar fe las personas que han trabajado a mi cargo. Lo que no se mide no se puede mejorar y hay que intentar ser siempre mejores. Cómo medirlo es un tema complicado, puede que te valga simplemente una Google Sheet o puede que necesites algo más avanzado. En estos momentos yo estoy usando dos herramientas distintas: una que mide lo que hago de un modo pasivo (no tengo que interaccionar con ella para que mida), llamada ManicTime; y otra activa que sirve además para control de proyectos y clientes de un modo básico pero efectivo y se llama Toggl.

Con estas herramientas, estoy seguro de que vuestras jornadas de trabajo en remoto serán mucho más sencillas y productivas, y quién sabe, tal vez convenzáis a vuestros responsables para que os dejen ponerlo en práctica más a menudo.

Soy freelance, estos son mis servicios

Proyectos a medida, selección de personal IT, formación especializada, y horas sueltas para ayudarte con tus productos y la transformación digital de tu empresa.

Rubber

Como algunos ya os habéis percatado, ha habido cambios y no me refiero a los de la nueva portada de esta web o al cambio de mascotas quitando a Shi y a Sampi y poniendo a Rubberr, no. Me he hecho autónomo (otra vez) y toca explicaros qué servicios os ofrezco.

Los servicios principales son tres:

  1. Proyectos a medida. Cuéntame tus problemas y yo te diré como los podemos resolver con tecnología. Mi dilatada experiencia resolviendo problemas juntando unos y ceros durante la que he hecho aplicaciones de escritorio, web, móvil y otros dispositivos; diseñado grandes sistemas distribuidos; gestionado proyectos de principio a fin y mucho más en una gran variedad de negocios, me habilita para enfrentarme a cualquier cosa que esté complicando el trabajo en tu empresa. Todo tiene solución y yo la encontraré. No sólo te haré un presupuesto acorde a lo que necesitas, sino que me encargaré  de todo para que los imprevistos no supongan un fracaso y se resuelvan cuanto antes. De este modo podrás tener tu solución implantada en el tiempo que necesitas sin preocupaciones que te hagan perder el norte.
  2. Selección de personal técnico. A la mayoría de las PYMES les cuesta encontrar a personal técnico, y más si no son tecnológicas. Además las condiciones que ofrecen las consultoras de RRHH no suelen estar adaptadas a las necesidades de las PYMES. Por mi parte, he liderado el proceso de contratación de decenas de personas y he colaborado en la contratación de otras tantas. Si necesitas contratar algún perfil técnico y no encuentras a nadie o no sabes por dónde empezar, yo me encargaré de todo para darte a elegir entre algunos candidatos que se amolden a tu empresa. El coste de este servicio no es un porcentaje de su sueldo, ni algo que tengas que pagar a toca-teja, son 300€/mes durante 18 meses siempre y cuando esa persona siga siendo parte de tu plantilla.
  3. Formación. Es muy difícil mantener a tu equipo al día, que sepan de los últimos avances en inteligencia artificial, blockchain, frameworks, tecnologías cloud, arquitecturas distribuidas, o métodos de gestión (lean, scrum, kanban, …). Además los proyectos surgen cuando menos te lo esperas, por lo que necesitas que alguien que ya esté al día les ponga las pilas. Plantéame qué necesitas que aprendan, para que yo pueda montarte un programa de formación especializada a medida.

Pero esto no es todo, en el desarrollo de los productos de tu empresa o en el proceso de transformación digital que tu empresa está llevando a cabo (y si no es así, debería), necesitarás apoyo de alguien que sepa de tecnología para que colabore en labores muy diversas de asesoramiento y ejecución. Por esto puedes contratarme por horas a un precio que va desde los 75€ la hora suelta, hasta los 52.5€ (30% de descuento) cuando compras packs de más de 60h.

Si no estás seguro de que sea la persona adecuada te sugiero que le eches un vistazo a las recomendaciones que antiguos compañeros, subordinados, jefes y clientes me han dejado en LinkedIn y que puedes ver en el bocadillo que tendrás en la esquina inferior derecha de esta página; o, si lo prefieres puedes ponerte directamente en contacto conmigo para que charlemos un poco de lo que necesitas.

Así como Shi y Sampi tenían un significado para mi (que me guardaré para cuando tomemos una caña celebrando el éxito de alguna de nuestras colaboraciones), Rubber también tiene un significado, y es que en el mundo tecnológico los patos de goma siempre han estado ahí para ayudarnos a resolver los problemas. No lo pienses más, y déjame ayudar a tu empresa hasta que podáis volar sólo con la ayuda de unos patos.