3+1 problemas típicos para que las empresas se vuelvan ágiles

En mi paso por las distintas empresas en las que he tenido el placer de trabajar y aprender, y en mi contacto con muchas otras empresas que me ha permitido ver como trabajan, he observado que se repiten ciertos puntos clave respecto al agilismo.

El primero sin duda, no es un problema per se, pero sus bases sí lo son.

En todas las empresas quieren ser ágiles, todas quieren aplicar Scrum, Lean, Kanban, o cualquier otra cosa que suene a agilidad. Todas siempre están empezando, pero ninguna lo está haciendo del todo, ninguna de verdad.

Esto no es un problema en si mismo, pero sí los cimientos en los que se basa. En ninguna de las empresas que he conocido querían ser ágiles para asegurar su supervivencia en un mundo cambiante, ni para ser más eficientes, ni siquiera para ganar más dinero.

En todas esas empresas, lo que he observado es que, se quiere ser ágil simplemente por moda, porque es de lo que habla todo el mundo, porque hoy en día si no eres ágil es porque estás haciendo una mala gestión.

Esto es un problema obviamente. Es importante que los procesos de cambio se asienten en unas buenas bases, pero al menos es un problema que te lleva por el buen camino. Es el menos malo de los problemas.

El resto sí que son grandes problemas que afectan de manera directa al proceso de cambio que requiere pasar de la gestión que se tenga a una gestión ágil:

Burocracia
La burocracia, esa traicionera que nadie reconoce, pero que efectivamente está en muchas muchas empresas.La burocracia mata muchos procesos, el orden excesivo, la sobredosis de normas provocan que no se pueda mover con velocidad de un punto a otro, que no se puedan probar distintas cosas e incorporar a los nuevos procesos aquellas que funcionen.
Desorden
Sí, aunque parezca que se contradice un poco con la anterior, es tan problemático el exceso de orden como su ausencia total. Para ser ágiles hay que tener orden, hay que conocer en todo momento los “recursos” de los que se dispone y sobre todo el más preciado de ellos que es el tiempo de las personas que ejecutan los trabajos. Si no se tiene cierto orden es imposible ser ágil porque nunca se podrá prever que trabajo se va a poder realizar y a que retos se va a poder enfrentar, y la gente que realiza los trabajos no va a saber nunca a que atenerse, que es lo que debería hacer en cada momento sin preguntar a su micromanager cual debe ser el siguiente paso que tienen que dar.
Miedo
Efectivamente el miedo es un gran problema. Generalmente es el miedo de los mandos intermedios. El medio que les impide enfrentarse a sus superiores para llevar a cabo los cambios. El miedo que les hace no asumir que a veces es necesario perder tiempo en tareas no directamente productivas. El miedo que les hace no asumir que optimizando es posible que se tengan que enfrentar a reducciones de presupuesto o a no cumplir con los objetivos erróneos que les hayan puesto los de arriba. Ese miedo les impide lanzarse a liderar el cambio.

Estos 3+1 problemas son los más repetidos en base a mi experiencia en las distintas empresas que he podido ver como funcionan. ¿Y en la tuya? ¿Quieren ser ágiles? ¿Desde hace cuanto? ¿Son ágiles de verdad o tienen algún problema para conseguirlo?

Autor: Javi López

Arquitecto/desarrollador, creativo, buscador de nuevas soluciones y modelos de negocio, crítico constructivo y ex muchas cosas

Thank you very much for sharing your opinion with the world

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.